No está habilitado el clic derecho del ratón.

Vuelven

Vuelven.

Vuelven los atardeceres de ocre,

en lugares mágicos que ya reconoce tu retina.

 

Vuelve.

Vuelve el cosquilleo del calor en la piel.

Vuelve el sentirse vivo, el caminar descalzo, el tacto del sudor, los planes esporádicos.

Vuelven los cafés con hielo, la brisa que acompaña el sentir.

El refrescarse mientras planeas el presente y amenazas al futuro.

 

Vuelven.

Vuelve el buen rollismo, el asesinato del invierno, los días eternos y las noches con lluvia de estrellas.

 

Vuelve, sin duda, las ganas de vivir.

Deja un comentario